Animales

Síntomas de que un pez se está muriendo y qué hacer

Pin
Send
Share
Send
Send


Los peces, como todo ser viviente, también son vulnerables a contraer algunas enfermedades, las cuales, en algunos casos, son tratables, por lo que también es importante prevenirlas.

Las enfermedades de los peces más comunes son las causadas por parásitos, las cuales suelen producirse debajo de la superficie corporal, explica el sitio tiendademascotas.com

Algunos de los síntomas son las manchas blancas y la presencia de gusanos, además de que cuando los peces son infectados por parásitos, es probable observar que mueven sus aletas de manera brusca y rápida o bien intentan rascar sus cuerpos contra las rocas del acuario, debido a que las escamas sufren de una irritación que les produce mucha picazón.

Por otro lado, este tipo de males puede llegar a afectar las branquias, lo que genera una gran dificultad para que el pez respire naturalmente. Además, nadan muy cerca de la superficie del agua.

Estas enfermedades se pueden tratar con productos especializados que se agregan al agua del acuario, pero siempre es conveniente consultar con el veterinario.

Otras afecciones frecuentes son aquellas que provocan algunas variedades de hongos, aunque generalmente solamente los peces que se encuentran débiles o estresados son quienes las contraen. Por elo, es fundamental revisar permanentemente la aparición de hongos en el agua de la pecera.

Otro modo de atraer a estos hongos son las lesiones por las peleas entre los peces, y uno de los síntomas comunes mediante el cual podremos detectarlos es que comienzan a aparecer unos crecimientos similares a un pedazo de álgidos, de un color grisáceo en algunas partes del cuerpo y especialmente en las aletas dorsales. El tratamiento en este caso también se lleva a cabo a través de diferentes productos especialmente preparados.

Otras enfermedades son la bacterianas, que pueden manifestarse en forma de úlceras, bultos de un color rojo muy fuerte o, incluso, la putrefacción de las escamas y aletas. Ahora bien, es fácil contrarrestar estas afecciones al tomar en cuenta que existen muchos productos que ayudaran a realizar este trabajo, sin embargo, si es una infección verdaderamente avanzada, es probable que el veterinario debe suministrarle algunos antibióticos.

Una de las enfermedades de los peces más conocida, de origen viral, es la linfocitosis la cual se manifiesta a través de manchas color blanco, muy parecidas a los racimos de uva, en el cuerpo y las aletas de los peces.

De todas maneras hay que advertir que esta enfermedad raramente es letal, pero en la actualidad no se ha encontrado ningún tipo de tratamiento contra esta.

Por eso, se recomienda hacer de la higiene del acuario una prioridad, además de que los peces deben estar completamente libres de estrés, para que así no bajen sus defensas y sean mucho más vulnerables a contraer una de estas afecciones.

¿Cómo prevenirlas?

En primer lugar, hay que adquirir los peces en alguna tienda de mascotas con una buena reputación y hay que fijarse muy bien en la apariencia del animalito para así no adquirir ningún pez enfermo que pueda contagiar a los demás.

Generalmente cuando llegan peces nuevos al acuario, lo más recomendable para evitar algunas enfermedades es mantenerlos en cuarentena durante un mes, por lo que necesitaremos un acuario adicional para poder lograr esto.

Siempre hay que estar atentos al estado en el que se encuentra el agua de nuestro acuario, además de que también nos tenemos que asegurar que las condiciones de la misma sean las indicadas para las especies que se encuentran allí dentro.

Por otro lado no debemos colocar demasiados peces en un acuario como así tampoco debemos comprar especies que no sean compatibles con las que ya tenemos. En el caso de que alguno de nuestros peces esté agonizando o este muerto, deberemos retirarlo inmediatamente del acuario ya que éste puede ser un foco de enfermedades de los peces y los demás podrían contagiarse rápidamente.

Otra excelente manera de prevenir las enfermedades de los peces es suministrarles un dieta balanceada con alimentos especialmente preparados para peces de la mejor calidad.

Síntomas más comunes de que un pez se está muriendo

Lo primero que tienes que saber es dónde mirar. Las partes del cuerpo en las que podemos encontrar pistas de una posible muerte o enfermedad son las aletas, el abdomen, el estado de su cola, el color de su propio cuerpo y sus ojos. También tienes que estar muy pendientes de su comportamiento, de cómo nada y en qué posición lo hace.

Decimos esto porque si ves que nada de lado e incluso con el abdomen apuntando al techo puede estar sufriendo un colapso de su sistema. Es decir, la manera en la que tus peces se comportan es clave. Recuerda que pueden sufrir mucho estrés o ansiedad, lo que agrava su estado de salud. Un acuario adaptado a su medida, la cantidad correcta de oxígeno, contar con los compañeros adecuados y una buena alimentación siempre ayudarán.

Cómo salvar a un pez que se está muriendo

Los dos síntomas más fácilmente visibles de que estamos ante una enfermedad tenemos que buscarlos en su cuerpo y en sus aletas ¿Hay infección? En ocasiones puede salir sangre de ellas, siendo posible que se trate de un virus, una bacteria e incluso un hongo la haya provocado. Estar atento a esta infección y aislarlo rápidamente en caso de que la tenga puede salvarle la vida a los demás.

Otro síntoma preocupante es que muestre heridas en ellas o estén distintas, como abultadas. A diario, preocúpate de examinar que todo esté cómo siembre. En cuanto a su barriga, es preocupante tanto que esté inflada, como si tuviera aire, pero también que esté contraída, hacia dentro. Los peces pueden sufrir muchos problemas de alimentación, estas dos pistas te están diciendo que estás haciendo algo mal.

Nuestros veterinarios online te informarán qué tipo de comida tienes que darle y en qué cantidad para que recupere la salud. Haznos tu consulta indicándonos edad, tipo de pez y todos los datos que consideres oportunos, así lo salvarás.

Síntomas de que mi pez está enfermo

Otro de los síntomas de que un pez está en peligro de muerte si no haces algo lo encontrarás en un cambio en su piel. Los peces tienen que mantener una pigmentación saludable, pero esta puede oscurecerse o volverse blanquecina. En ocasiones, a causa de la presencia de hongos, puede acabar padeciendo la enfermedad de las manchas o puntos blancos, que también requieren tu atención si no quieres que se contagie por todo el acuario.

Además de todos estos síntomas, otra pista crucial se halla en sus ojos. Apréndete de memoria el tamaño, forma y penetración en su carne cuando llegue a tu domicilio. Te lo decimos porque estos pueden hundirse, estar más saltones de lo normal e incluso mostrarse como con una película que les otorga cierta opacidad. Todos estos síntomas requieren la atención de un especialista, de nuevo, te recomendamos que nos pidas ayuda.

¿Por qué los peces se quedan en el fondo sin moverse?

Se pueden dar casos en los que tu pez no se mueva y esté de lado, que no se mueva pero que aún respire o que se pase el día flotando de costado. Estos síntomas suelen ser por culpa de una enfermedad relacionada con su vejiga natatoria, y habitualmente son mortales. Por fortuna, no siempre conducen al animal a la muerte, pero sí en muchas ocasiones.

Si tu pez tiene estos comportamientos, lo primero que tienes que hacer es aislarlo. Así conseguirás que pueda descansar en una pecera en la que no tenga estrés ni ansiedad. Déjalo en ayunas un poco y luego mejora su alimentación, pues suelen ser problemas relacionados con su sistema digestivo.

¿Cómo reanimar a un pez moribundo?

Sigue este mismo proceso si tienes algún pez que presente estos síntomas, límpiale las impurezas que pueda tener en el cuerpo y en las branquias con cuidado e higiene, a continuación, ponte en contacto con nuestros veterinarios online para conseguir más información.

¿Te has quedado con dudas? Pregunta a nuestros veterinarios:

Pin
Send
Share
Send
Send