Animales

Infecciones cutáneas causadas por hongos en los perros y zoonosis

Pin
Send
Share
Send
Send


¿Sabías que hay miles de especies de hongos distintas? Y muchas de ellas pueden afectar a tu perro. ¡Pero no te agobies! Sería imposible hablar de todos los tipos de hongos, pero te vamos a contar en términos generales cómo detectar los hongos en perros, sus posibles causas y su tratamiento. ¡Sigue leyendo!

Síntomas de los hongos en los perros

Los hongos en los perros, sean del tipo que sean, son una afección tópica, es decir, los hongos afectan a la superficie de la piel. Aunque pueden variar dependiendo del caso, por lo general los síntomas de hongos en perros son:

  • Picor
  • Caída localizada del pelo
  • Piel descamada con tono blanquecino o negro
  • Inflamaciones, irritaciones o durezas en la piel.
  • Cambio de color de la piel sin pelo
  • Lesiones en las uñas
  • Malestar, nerviosismo, falta de comod >(Foto via: elblogdeabritos)

Si sospechas que tu perro podría tener hongos, acude de inmediato al veterinario. Allí le realizará un examen ocular y tomará muestras de las zonas afectadas, generalmente de piel y pelo, pero en ocasiones también de las uñas. Después, las muestras se estudian por medio de un cultivo o bien por el microscopio.

Si se confirma que tu perro tiene hongos, el veterinario recetará el tratamiento más adecuado para combatir la infección. Recuerda, cuanto antes acudas a consulta, más fácil será conseguirlo, si no, los hongos cada vez se reproducirán más.

Tratamiento para hongos en perros

Después del diagnóstico, se procederá a dar el tratamiento para hongos en perros que más convenga según el tipo de hongos, gravedad u otros factores.

Lo más habitual es el tratamiento alopático (convencional): se utilizan antibióticos o corticoides, a veces una combinación de ambos. El medicamento más habitual es el Ketoconazol y existe en varios formatos, tanto oral como de aplicación tópica.

¡Recuerda! Da estos medicamentos a tu mascota sólo si te lo ha recetado el veterinario, y hazlo siempre en las dosis y frecuencias recomendadas. ¡No mediques a tu perro por tu cuenta!

Por otro lado, pídele consejo sobre qué puedes hacer en casa para acelerar el proceso de curación: mantener la zona bien limpia y seca será esencial. Complementa el tratamiento para hongos en perros con los cuidados que te recomiende. Además, ya sabes que la buena alimentación es esencial para que tu mascota tenga buenas defensas y pueda verse libre de los hongos en los perros y muchos otros problemas.

¿Los hongos de los perros se contagian a las personas?

Sí, los hongos son contagiosos: entre perros, entre perros y otras especies animales… ¡y también de perros a humanos! El contagio se puede producir por contacto directo o incluso por transmisión vía objetos si tienen pelos o escamas de piel afectadas.

Por eso es tan importante estar atento a los síntomas de hongos en perros y acudir al veterinario para darle un tratamiento. Si no lo haces, no sólo tu peludo está en peligro, sino también tú y toda tu familia.

Las infecciones por hongos en los perros

Las infecciones causadas por hongos a nivel de la piel reciben el nombre de dermatofitosis o micosis cutáneas. Los hongos tienen la capacidad de invadir y vivir en el pelo, la piel y las uñas de mucho seres vivos, en este caso, hablaremos de los hongos en los perros.

Los géneros de hongos que con mayor frecuencia afectan a los animales domésticos son: Microsporum, Trichophyton y Epidermophyton, siendo las especies Microsporun canis, Microsporum gypseum y Trichophyton mentagrophytes las que con mayor frecuencia se aíslan en perros y gatos.

Las infecciones por hongos tienen mayor incidencia en los climas tropicales ó húmedas, asimismo, dichas infecciones tienen un alto potencial zoonótico, es decir, que pueden trasmitirse con facilidad al ser humano.

Los hongos causantes:

• Microsporum canis: este hongo es de tipo zoófilo, es decir, está adaptado a vivir en animales y ocasiona la mayoría de las infecciones micóticas de perros y gatos, además de ser el que con mayor frecuencia se trasmite al ser humano (zoonosis).

• Microsporum gypseum: se trata de un hongo geófilo, es decir, vive normalmente en el suelo, pero puede ocasionar infecciones cutáneas que causan mucha inflamación y engrosamiento de la piel, sobre todo en perros que viven al aire libre, se aísla con regularidad en las zonas corporales que contactan con el suelo, por ejemplo las patas, cabeza, cara y la boca.

• Trichophyton mentagrophytes: Es otro hongo de tipo zoófilo que afecta más a perros que a gatos y que tiene graves consecuencias en conejos y todo tipo de roedores ya que logra infectarlos, y produce en éstos infecciones muy extensas que se asocian con bacterias que empeoran la situación.

Síntomas que se observan en los perros:

Las infecciones por hongos en los perros, según sea el agente causal, pueden ir desde la caída de pelo y formación de costras, hasta la aparición de pelos quebradizos, pequeñas vesículas con pus (pústulas), presencia de exudado, e incluso cambios de color en la piel afectada (hiperpigmentación).

En ocasiones se presenta una lesión llamada querion, que es una masa que exuda material purulento y generalmente es causada por la unión de un hongo con una bacteria.

Lo más común es la aparición de varias zonas sin pelo, generalmente circulares, con escamas y secas en el centro, ésto cuando el agente causal es el hongo Microsporum canis.

En animales jóvenes o en aquellos que tienen por alguna razón sus defensas bajas, las lesiones en la piel pueden ser más extensas y requieren un tratamiento más prolongado.

Generalmente las dermatomicosis extensas son provocadas por los hongos M. gypseum y por T. Mentagrophytes, donde junto a las amplias zonas sin pelo puede haber picazón, mucha inflamación de la piel, descamación, costras y seborreas (exceso de grasa en la piel y el pelo).

Debe tomarse en cuenta que la sarna demodéctica, foliculitis por estafilococo, raspones, deficiencias de zinc, pénfigo eritematoso, fallos en la queratinización, dermatitis alérgicas y dermatitis endocrinas son tan sólo algunas de las afecciones que causan la caída o pérdida de pelo, y muestran síntomas muy similares a las infecciones ocasionadas por hongos, de ahí que la evaluación por parte del profesional sea indispensable.

De igual forma, si nuestra mascota está afectada por hongos y aparecen lesiones en nuestra piel, es importante consultar con el veterinario.

Prevención de la zoonosis en las personas:

Al igual que ocurre con muchas enfermedades, la higiene y la desinfección frecuente son las mejores herramientas para prevenir las infecciones por hongos. Cabe señalar que las esporas infectantes de los hongos pueden vivir en medios húmedos incluso durante varios años.

También habrá que evitar que las demás mascotas con las que convive el animal infectado utilicen los mismos utensilios o compartan el mismo lugar donde duermen.

Aquellos propietarios de animales que estén aplicando algún tipo de crema antihongos a su mascota deberán lavarse muy bien las manos con un jabón especial antibacterial después de aplicarles la medicación.

Los niños y las personas con algún tipo de inmunodeficiencia no deben manipular excesivamente ni medicar los animales infectados.

Por último, recuerde que el médico veterinario está para servirle y para aclarar sus dudas acerca de ésta u otras enfermedades de su mascota.

Tratamiento de la infección por hongos en los perros:

De la mano de la medicación antimicótica para un animal, debe evitarse además la diseminación de materiales infectados tanto para otros animales como para el ser humano.

Si la infección por hongos es localizada, los tratamientos tópicos con cremas pueden ser suficientes, mientras que con afecciones generalizadas requieren obligadamente la medicación sistémica.

Muchas personas creen que la utilización de ciertos champús y jabones son suficientes para tratar los hongos en la piel, sin embargo, éstos carecen de eficacia si no se instaura una terapia antimicótica precisa.

Me atrevo a decir que el principal error que muchos propietarios de animales infectados con hongos cometen es suspender la medicación al ver una mejoría aparente del animal, y es que muchos animales pueden mostrar una apariencia normal en su piel mucho antes de estar curados por completo, de ahí que deba continuarse la medicación hasta que el veterinario lo estime oportuno.

Los hongos pueden por sí solos ser un agente causal de enfermedad, sin embargo, pueden también contaminar otras lesiones cutáneas ya existentes, por ejemplo una herida que no haya sido suturada, o lesiones en la piel provocadas por la extrema picazón de una alergia o una sarna, de ahí que en ocasiones las terapias antimicóticas pueden acompañarse de otros medicamentos.

Cuando existe la presencia de un hongo en la piel hay ciertos medicamentos que no deben administrarse, por ejemplo, los corticosteroides (prednisona, dexametasona, betametasona), estos medicamentos son usados generalmente para controlar la comezón de las alergias y al ser aplicados en una dermatofitosis lo que logran es aumentar el problema.

Nunca pases por alto un ataque de rascada o una inusual pestilencia. Tu perro podría estar al borde de sufrir una seria infección. o tal vez ya la esté padeciendo. Aquí las principales señales.

Si bien no hablan nuestro lenguaje, los perros tiene muchas formas de comunicarnos cuando están teniendo un problema de salud. Solo hay que estar atentos e informarnos.

Cambio de color y textura
Las señales de que tu perro tiene hongos en la piel dependerá del lugar en el que estos se encuentran. La mayor alerta te la dará la apariencia de la piel. Una coloración rosada o roja es lo más común cuando el hongo o la infección está en etapa temprana. Si se trata de una situación crónica, la piel puede tornarse gruesa, grisácea o negra.

Piel grasosa
Otra señal de infección causada por hongos es una piel excesivamente grasosa.

Piel escamosa
Si crees que tu perro está con caspa por encontrar pequeñas hojuelas blancas en su pelo, mejor asegúrate antes de no auto medicarlo con productos anti caspa pues podría tratarse de algo más serio, como por ejemplo un hongo que requiere otro tipo de tratamiento.

Se sacude la cabeza
Los perros sacuden su cabeza todo el tiempo, el problema está cuando lo hacen en exceso. Ésta es una señal de alerta pues podrían estar padeciendo de infección de oído. Otros signos son ladear la cabeza.

Rascarse o frotarse
Si tu perro tiene una infección de oído, es posible que también se rasque las orejas con frecuencia, no solo con sus patas, sino también con ‘ayudantes’ externos como muebles, tus piernas u otras superficies que le generen alivio temporal.
Otra parte del cuerpo que suelen frotarse cuando hay una infección es el ano. Los perros se ponen en una posición similar a la de estar sentados y ésta puede resultar graciosa, excepto cuando se frotan contra tu alfombra favorita.

Lamerse
Si bien algunos perros se lamen para limpiarse, muchas veces lo hacen para aliviar picazón y/o dolor. Si ves a tu perro lamiéndose un área de su cuerpo determinada más de lo normal, investiga, podría tratarse de un hongo que de no tratarse puede resultar en una infección.

Inflamación
Si bien una infección generada por hongo puede empezar con una apariencia rojiza en él área de piel afectada, de no tratarse a tiempo, ésta puede inflamarse, calentarse y hasta generar dolor.

Pestilencia
¿Alguna vez has sentido que por más que bañas a tu perro, el fuerte olor que despide no se va? En ese caso, asegúrate de revisar de cerca distintas partes de su cuerpo, como sus orejas y oídos, pues podrías estar pasando por alto una infección. El hongo también se puede reconocer con el olfato y en ocasiones suele ser bastante pestífero.

Caída de pelo
Ésta es una fuerte señal de infección por hongos y está asociada a la inflamación.

Salivación
De todas las mencionadas, ésta es la menos común. Sin embrago, una infección por hongos en la boca de tu perro puede no solo causar babeo excesivo sino también problemas para comer por lo incómodo que resulta. Si tu perro bota mucha saliva, fíjate también en sus dientes o en posibles picaduras.

En todos los casos mencionados, si no estás segura qué puede estar originando el síntoma en tu perro, lo más recomendable es consultar con su médico veterinario lo más pronto posible.

Hongos más comunes en patas y orejas

Hay muchos tipos de hongos que pueden afectar a un perro. No obstante, algunos tienden a concentrarse en ciertas partes del cuerpo. Este es el caso de la malassezia pachydermatis.

Este hongo suele aparecer en las patas del perro, por ser zonas que permanecen húmedas durante más tiempo y donde hay poca circulación de aire entre los dedos.

Muchos peludos tienen este hongo, pero la mayoría de las veces ello no supone ningún problema. Sin embargo, cuando el sistema inmunitario del perro está debilitado por alguna enfermedad, alergia o irritación de la piel, la malassezia pachydermatis puede proliferar y causar molestias.

De hecho, hay algunas razas de perros más predispuestas a las infecciones por hongos en las patas que otras. Por ejemplo: los poodles, los terriers, los chihuahuas o los pastores alemanes.

Las infecciones por hongos en perros también pueden darse en el hocico, en la ingle o en las orejas. En este último caso, las infecciones más comunes son las provocadas por el hongo de la levadura y deben tratarse para evitar problemas en el oído.

Principales síntomas de hongos en perros

Aunque los síntomas de hongos en perros pueden variar, normalmente las señales que nos deben poner en alerta son:

  • Picazón en los dedos, en las almohadillas o en las orejas.
  • Pérdida de pelo en las áreas afectadas.
  • Piel descamada , inflamada o enrojec >Lesiones en las uñas.
  • El perro parece más ansioso y molesto de lo habitual.
  • Sacude la cabeza enérgicamente, como si dijera “NO”.
  • Tiene restos de cerumen o costras pequeñas en los oídos.

Si es este el caso, el camino a seguir será visitar a un veterinario para que pueda examinarle bien las patas o las orejas afectadas y confirmar así si se trata de hongos. Normalmente el diagnóstico es bastante sencillo y pasa por ver cómo son las lesiones que el perro presenta.

Para saber el tipo de hongo que está afectando al perro, también es probable que se tomen muestras de pelos, uñas o piel para analizarlas en el laboratorio.

¿Cuál es el tratamiento para los hongos?

El tratamiento de los hongos en perros puede variar en función del tipo de afección y de la gravedad de las lesiones que tenga en sus patas u orejas. Normalmente, el veterinario le recetará medicamentos antifúngicos.

Por otro lado, la dieta será clave para que el perro vuelva a tener las defensas altas y pueda combatir mejor la infección. Para ello, se recomienda que coma de forma saludable. ¿Y qué más puede ayudar a que los hongos en el perro desaparezcan? vamos a verlo.

Consejos para cuidar a un perro que sufre de hongos

Para que los hongos desaparezcan cuanto antes y, con ellos, las molestias que experimenta el perro en sus patas y orejas, es importante tener en cuenta una serie de recomendaciones que ayudarán a que la infección no se extienda. Las principales son:

  • Evita bañar al perro en exceso , para que los hongos no proliferen con el calor y la humedad.
  • Si hay más animales en casa o niños, no dejes que el perro duerma con ellos o comparta mantas o cepillos.
  • Limpia bien tus manos después de estar en contacto con el perro, también desinfecta la casa y tira los objetos que puedan estar contaminados.
  • Si va en el coche o si sube al sofá, cubre antes estos lugares con una manta o una sábana y lávala asiduamente.

Como habrás podido intuir con estos últimos consejos, los hongos en perros pueden contagiarse en humanos a veces, ya sea por contacto directo con las patas o las orejas afectadas o a través de algunos objetos.

Por eso, es importante seguir el tratamiento que nos indique un profesional y tomar todas las precauciones que puedas para que los hongos no afecten a otros miembros de la familia y dejen de molestar lo antes posible a nuestro querido compañero de aventuras.

Síntomas de los hongos en perros

Lo primero que debemos tener en cuenta es que independientemente del tipo de hongos que estén afectando a nuestro perro, estaremos frente a una afección tópica, debido a que los hongos primero colonizan y luego se reproducen en las capas superficiales de la piel. Los síntomas pueden variar pero principalmente debemos estar alertas en los siguientes ítemes:

Diagnóstico de los hongos en perros

El diagnóstico que realizará el veterinario es muy sencillo. Primero, ante la inspección ocular de las lesiones puede, utilizar la Lámpara de Wood que genera una fluorescencia ante la presencia de los ácaros, que en el 50% de los casos es positivo. Estas serán las lesiones elegidas para seguir con la evaluación.

Las muestras siempre se toman de la periferia de la lesión, si tiene muchas, se elegirá la más representativa o más nueva para evitar contaminaciones. En general, las más antiguas son las más contaminadas. Pero para seguir reduciendo esta posible contaminación, limpiarán la zona con algún desinfectante previo a la extracción de la muestra.

Las muestras suelen ser de pelos, uñas o piel. Las más comunes son pelos y piel. Los pelos se suelen arrancar para obtenerlo completo y no cortado, la piel se raspa en la periferia ya que normalmente en el centro tenemos inflamación y la muestra no sería tan representativa.

Una vez obtenida correctamente la muestra por el veterinario, los procedimientos que pueden utilizarse son: el examen directoal microscopio que genera muchas dudas y falsos positivos por lo que no es el método más usado y los cultivos. Estos últimos son los más habituales para el diagnóstico preciso ya que se lo enfrenta a los posibles antibióticos para ver a cuales son resistentes y a cuáles no. Muchas veces este método debe ser enviado a laboratorios ya que la veterinaria no siempre está equipada con todo lo necesario y podría demorar el resultado unos dias.

Consejos a tener en cuenta si nuestro perro sufre hongos

Ya hablamos de que ante la presencia de alguno de éstos síntomas debemos acudir a un veterinario para un correcto diagnostico ya que existen muchas patologías que comparten síntomas. Algunas medidas que podríamos tomar hasta poder acudir al veterinario, serían:

  • No bañar al perro muy seguido ya que eso genera un ambiente ideal para que sigan proliferando los parásitos.
  • En el caso de tener más animales en casa o niños, intentar que no duerman juntos, compartan mantas o ropa ni cepillos, ya que estaríamos fomentando el contagio.
  • Existen hongos que se pueden transmitir al ser humano, como la tiña, por lo que debemos higienizar nuestras manos en forma exhaustiva.
  • Si viajan en coche o suben al sillón, colocar mantas y lavarlas con regularidad.

Tratamientos posibles para los hongos en perros

Mi formación es de veterinaria alopática pero después de descubrir las terapias naturales, voy a contarles todos los tratamientos que podemos utilizar, luego del correcto diagnóstico.

  • Tratamiento alopático o convencional: corticoides y/o antibióticos. Ketoconazol es el medicamento de mayor uso en este tipo de enfermedades. Se lo encuentra en forma de lociones o pomadas y, en su variante por vía oral. Insisto que solo su veterinario puede recetarlo e indicarle el uso más apropiado en cada caso, según gravedad del animal.
  • Tratamiento homeopático: no hay medicamentos exclusivos para estos problemas pero sí puedo decirles varias cosas que los motivarán a elegirlo. Este tipo de enfermedades se provocan por una baja de defensas de nuestro animal, convivimos con estos agentes patógenos diariamente, pero no siempre llegamos a enfermar. Por lo que si sacamos su medicamento de base lo ayudaremos a encontrar el equilibrio nuevamente y a que no vuelva a enfermar ni por hongos ni por otras patologías.
  • Flores de Bach: existen 38 flores diferentes según el estado de ánimo de nuestra mascota, no es lo mismo el animal que ante una enfermedad se deprime que el que está con ansiedad por los picores que está sufriendo. Por lo tanto, consultar con un terapeuta floral veterinario o su propio veterinario si conoce del tema.
  • Reiki: no voy a decirles que encontraremos la solución mediante esta terapia pero si, ayudará para aceptar cualquier tratamiento que encaremos en completa armonía y no terminar en un nuevo problema que muchas veces sucede en estos casos.
  • Alimentación saludable: como bien sabemos hoy en día este no es un tema menor, existen dietas caseras que ayudarán a tu perro a estar con las defensas altas para enfrentarse a cualquier patología que se presente ante él. Son cambios progresivos pero a futuro ayudará en la vida de tu mascota.

Como verán tenemos varios tratamientos posibles ante estos "bichitos" y algunos consejos que les serán de utilidad para que su mascota esté nuevamente feliz y pleno. Realizar una limpieza completa del ambiente para eliminar esporas que vuelvan a infectar a mi mascota, limpiar o eliminar todos los objetos que hayan estado en contacto con mi animal y lavar nuestras manos de forma periódica.

El contagio de hongos de perros a personas

Entre las distintas enfermedades que puede transmitir un perro a un ser humano encontramos los hongos, que bien pueden contagiarse a un ser humano, entre perros e incluso entre distintos tipos de animales, como gatos o cobayas. Puede producirse por contacto directo o mediante objetos que contengan los agentes que provocan esta enfermedad, generalmente por la descamación o los pelos.

Tratar los hongos de tu perro no es únicamente importante para su salud, sino también para la tuya y la de los miembros de tu familia.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Hongos en los perros - Síntomas y Tratamientos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades bacterianas.

Pin
Send
Share
Send
Send