Animales

Tranquilizantes naturales para perros

Pin
Send
Share
Send
Send


No todos los perros son tranquilos. Ni nerviosos. La mayoría de las veces son estímulos externos los que provocan el nerviosismo del animal. Con paciencia y guía es posible guiar al perro a un estado más relajado. Sin embargo, este proceso es de largo recorrido y, a veces, no disponemos de dicho tiempo. En estos casos, la mayoría de propietarios apuestan por los tranquilizantes para perros.

El dilema está en la mesa. Tranquilizantes para perros, ¿sí o no? Como amante de los animales mi respuesta es clara y concisa: No. Hay que identificar la causa que incomoda al perro y actuar en consecuencia. Al igual que te ocurriría con un ser humano, tu primera reacción para calmarle no es recurrir a la medicación, sino apoyarle y buscar un remedio… ‘más natural’.

Lo importante en este caso es lograr que tu perro no sufra. Y, por muy poco partidaria que sea a la hora de dar tranquilizantes a los perros, he de reconocer que, si el especialista lo indica, habrá que seguir sus órdenes. En realidad, la decisión no es tuya.

La única persona que puede decir si debes o no dar tranquilizantes para perros a tu mascota es el veterinario. Además, debe dejarte claro qué cantidad suministrar y cuando, dependiendo de las condiciones físicas del perro y su tamaño. Olvídate de darle por tu cuenta lo que consideres apropiado, estás poniendo en juego la vida de tu amigo.

La mayoría de veterinarios solo recomiendan el uso de tranquilizantes para perros en momentos muy puntuales. Puede ser porque tu mascota presente problemas de ansiedad, se excite en exceso sin motivo aparente o se agite ante situaciones novedosas (viajes, mudanzas, tormentas, fuegos artificiales, baños…). Para el resto de ocasiones, te recomendarán seguir una conducta puntual que ayude a calmar los nervios de tu perro.

Tipos de tranquilizantes para perros

Cualquier sedante que vayas a usar con tu perro debe estar receta y recomendado por tu veterinario de confianza. Por favor, jamás le des a tu mascota un tranquilizante para perros por tu cuenta. Lo más probable es que, en vez de ayudarle a recuperar la serenidad y el bienestar, estés poniendo su vida en peligro.

Los especialistas suelen recomendar químicos como diazepam, xanax, acepromacina, medetomidina y clomipramina a modo de sedantes para perros. Además, en algunas ocasiones recetarán un medicamento específico para un determinado tipo de nerviosismo o ansiedad, de ahí otro aspecto fundamental para depender del veterinario a la hora de darle un sedante a tu perro.

Por supuesto, la Naturaleza también ofrece un amplio abanico de compuestos tranquilizantes para perros. Pero, al igual que ocurre con los compuestos farmacológicos, el hecho de provenir de la Naturaleza directamente, no significa que podamos emplearlos en el animal así porque sí.

Sedantes para perros de origen natural

El medio que nos rodea ofrece una selección de hierbas que ayudarán a tranquilizar de forma natural a tu mascota en caso de necesidad. Igualmente, sigue los consejos del especialista antes de suministrarle nada a tu perro. Ya lo sabes, lo importante es que tu perro esté tranquilo y no sufra.

Una de las hierbas más conocidas como sedante, con un uso bastante extendido tanto para humanos como para animales, es la manzanilla. Las infusiones a base de manzanilla son bastante toleradas por los perros y les ayuda a paliar su nerviosismo frente a dolores estomacales, digestiones pesadas y cualquier dificultad que pueda presentar su aparato digestivo. Además, la manzanilla es anti espasmódica, con lo que vendrá de perlas para tratar a un perro nervioso con problemas de estómago.

La avena tiene un efecto parecido al de la manzanilla en los perros. Se emplea como tónico relajante y se puede facilitar al animal tanto cruda como cocinada.

Los aromas de la lavanda relajan a humanos y animales por igual. A diferencia de los dos casos anteriores, el perro se sentirá más tranquilo y relajado simplemente oliendo lavanda. No es necesaria su ingesta. Bastará con que pongas unas gotitas de esencia de lavanda en un sitio cercano al perro, donde éste pueda inspirar el olor con cada respiración.

Otra opción consiste en recurrir a la valeriana. Se ha demostrado científicamente que esta hierba ayuda a estar más sereno, tener sueños reparadores y, además, presenta alivio sintomático frente a dolores musculares y cuadros de estrés. Con unas gotas en la comida de tu perro será más que suficiente para que la valeriana haga su efecto.

Cómo suministrar el tranquilizante para perros

El primer paso para suministrar un sedante para perros a tu mascota consiste en ir al veterinario. El especialista se encargará de determinar qué producto será más eficaz. Igualmente determinará la cantidad y asiduidad. El veterinario es el único con potestad para extender la receta médica.

Cualquier tranquilizante para perros farmacológico necesita de receta. La única persona que puede darte dicha receta es el veterinario. No juegues con la salud de tu mascota y cíñete a las instrucciones del especialista.

Por norma general, todo sedante para perros se vende en forma de pastillas o comprimidos. Podrás suministrar el medicamento con una chuche, metiéndosela directamente en la boca y esperar a que se la trague o, mezclar las pastillas con su alimento habitual preferido.

¿Los tranquilizantes naturales para perros son efectivos?

Las pastillas de tranquilizantes naturales para perros se recomiendan en casos que van más allá de un episodio puntual de nerviosismo. Además, no es lo mismo tratar a un perro con ansiedad por separación que a un perro con una enfermedad que le provoca estrés.

Para que un tranquilizante natural sea efectivo en nuestro perro, es importante que sea el adecuado y que se administre en las dosis correctas. Además, que funcione o no dependerá del estado del perro y de lo sensible que sea al efecto de estos productos.

Es importante que siempre sigas las recomendaciones de un profesional (veterinario), quien podrá aconsejarte si es o no conveniente el uso de tranquilizantes naturales en el perro como refuerzo.

Por ejemplo, en casos como la epilepsia canina, pueden servir para prevenir ataques o para disminuir su frecuencia.

Valeriana para tranquilizar a perros nerviosos

La valeriana es una conocida planta medicinal que contiene aceites esenciales, alcaloides, flavonoides y otros elementos muy indicados para complementar el tratamiento de perros con epilepsia, hiperactividad, problemas de ansiedad, nerviosismo y miedos.

Esta planta destaca por sus propiedades relajantes, sedantes, antiinflamatorias, hipotensoras y analgésicas, que favorecen la relajación del perro.

Este relajante natural puede administrarse mediante cápsulas, comprimidos o pastillas para canes, que son diferentes a las recomendadas para los humanos, también se pueden hacer infusiones o aplicar unas gotas de aceite esencial con este componente.

Tila para perros ¿cuáles son sus propiedades?

Las propiedades calmantes, relajantes, sedantes y antiespasmódicas de la tila son de sobra conocidas por los humanos. Para los perros también resulta ser un buen tranquilizante natural, ideal para tratar problemas de origen nervioso.

Entre sus componentes destacan los aceites esenciales de eugenol, farnesol y gerianol, flavonoides, mucílagos y ácidos fenoles. Todos estos elementos ayudan a que el perro se calme. Sin embargo, debes tener en cuenta que los peludos son más sensibles a sus efectos, por lo que debes regular bien las dosis o consultar con tu veterinario de confianza.

La tila es, de hecho, uno de los tranquilizantes naturales para perros más efectivos y puede administrarse mediante infusión. Es difícil encontrar pastillas de tila como único componente, pues normalmente se combinan con otras sustancias.

La manzanilla, un buen relajante natural

La manzanilla puede emplearse para tratar problemas muy diversos en los perros. Uno de sus componentes más valorados, que actúa como un relajante natural bastante efectivo, es la apigenina. Por eso, la manzanilla para perros tiene un ligero efecto sedante que hace que se tranquilicen en poco tiempo.

La manzanilla sirve también para controlar las diarreas y los vómitos, pues esta planta tiene importantes propiedades a nivel digestivo y antiespasmódico. Puedes darle a tu amigo peludo entre una y dos infusiones al día, lo que dependerá de su estado de nerviosismo y del tamaño del perro. Consulta con tu veterinario cuál es la dosis más conveniente.

Hierba de San Juan para perros

La hierba de San Juan o el hipérico ayuda a mejorar el estado de ánimo y a que los perros se relajen. Esta planta tiene propiedades analgésicas y sedantes, por lo que suele recomendarse como tranquilizante natural para perros con tensión nerviosa e irritabilidad, también cuando sufren dolores que les provocan un fuerte malestar.

Esta hierba se puede encontrar en cápsulas o tintura para perros. En cada caso el especialista es el que te dará las indicaciones para administrarla, en función de su estado y sus características físicas.

Conclusión sobre los tranquilizantes naturales para perros

Como ves, hay un amplio abanico de tranquilizantes naturales para perros que pueden ayudar a que sus problemas de ansiedad y nerviosismo estén más controlados.

La valeriana, la tila, la manzanilla o la hierba de San Juan son algunas opciones, pero no las únicas. También la lavanda o la avena, por ejemplo, pueden funcionar bien.

Para saber qué planta medicinal es la más adecuada y efectiva, es importante contar con el asesoramiento de un veterinario y seguir sus indicaciones. De este modo, podrás encontrar el relajante natural y la dosis más adecuada para que tu peludo esté más tranquilo y calmado.

Remedios naturales para los gemidos y ladridos

La ansiedad que determinadas situaciones provocan a nuestra mascota se traduce en ladridos permanentes, ansiedad, estrés, y mordeduras a cualquier objeto que encuentren, dormir poco, rebeldía, y unas reacciones inesperadas y desproporcionadas ante algunas situaciones.

Autor: Jon Hurd

Para atajar esta actitud el perro, hay muchos dueños que pierden la calma y, ante la insistencia de los vecinos, recurren a fármacos para dormir al animal que únicamente deberían suministrarse con receta médica. Sin embargo, los remedios naturales no duermen a nuestra mascota, con el posible riesgo que ello conlleva en determinadas situaciones, sino que la serenan.

Entre las causas del estrés de los perros, además de los cohetes y fuegos artificiales, está la ausencia de su propietario por viajes, vacaciones, etc. La socialización con otros animales también provoca el nerviosismo en nuestras mascotas, así como los traslados, mudanzas, etc.

La edad del perro

Las razas de perros más inquietas son los Poodle, Cocher y Beagle. Se trata de animales más sensibles a los ruidos, y vulnerables en los cambios. También es normal que el cachorro sea más nervioso que el perro adulto. Pero esta situación cambiará a partir del primer año de edad.

Este tipo de comportamientosempeoran la calidad de vida de los perros y afectan la convivencia diaria con sus propietarios. Es importante, por tanto, detectar el problema cuanto antes, incluso antes de los seis meses de edad.

El paseo diario entendido como juego y ejercicio físico servirá como uno de los más eficaces remedios naturales para que el perro esté más relajado en el hogar, de forma continua y también ante situación inesperadas. Un perro que da paseos largos a diario, corre y salta por grandes espacios naturales, parques, pistas, etc., dormirá mucho mejor, estará menos nervioso y reaccionará de una forma menos violenta ante determinados imprevistos.

Un perro nervioso debe tener controlada su actividad en casa, que no se trate de acciones que puedan incrementar aún más ese nerviosismo. Deben ser juegos relajados. Los juegos dinámicos como es correr tras la pelota o saltar es mejor dejarlos para cuando se sale de paseo. Así potenciaremos la conducta serena y tranquila de nuestra mascota, y evitaremos el nerviosismo en el hogar.

Tranquilizantes naturales para perros: Adiós al estrés y la ansiedad

Tranquilizantes para perros a base de plantas y otros ingredientes naturales. Combatir el estrés y la ansiedad en perros no es una tarea fácil.

Los calmantes para perros tradicionales dejaban a nuestros peludos fuera de juego provocando en ellos un efecto sedante. Con los tranquilizantes naturales para perros logramos relajar a nuestros mejores amigos sin dejarlos apáticos ni abatidos.

Muchos dueños son reacios a dar relajantes a sus perros, porque tienen miedo de provocarles algún daño. Temen que esos medicamentos causen somnolencia u otras reacciones adversas.

Con los tranquilizantes naturales para perros, podemos estar tranquilos y conseguir la calma en nuestra mascotas. Gracias a su formulación libre de químicos, los relajantes naturales para perros que hemos seleccionado, ayudan a tranquilizarse a tu mascota sin efectos secundarios.

Estos tranquilizantes naturales serían el equivalente a cuando nosotros nos tomamos una valeriana para poder relajarnos.

Video: Tranquilizantes para mascotas (Diciembre 2021).

Pin
Send
Share
Send
Send